Depósito legal

El depósito legal es la normativa que obliga a depositar, en una o más bibliotecas, ejemplares de las publicaciones editadas en un país.

Tiene como objetivo la recopilación del patrimonio cultural e intelectual de cada país, con el fin de garantizar su conservación y ponerlo a disposición de la ciudadanía, por lo que debe ser contemplado como uno bien democrático que asegura, tanto hoy como para las generaciones futuras, el acceso al legado cultural con fines de información e investigación.

Así, el depósito legal le permite a la Comunidad Autónoma de Galicia recoger ejemplares de las publicaciones de todo tipo en cualquier soporte, tanto tangible como no tangible, y destinadas por cualquier procedimiento a su distribución o comunicación pública, sea esta gratuita u onerosa, con el fin de preservar su patrimonio bibliográfico, sonoro, visual, audiovisual y digital, y facilitar su acceso con fines culturales, de investigación o información.

Depósito legal

Por qué tiene que constituirse el depósito legal

Constituir el depósito legal tiene las siguientes ventajas:

  • Es el medio más seguro para preservar y legar a las generaciones futuras las obras objeto de depósito.
  • Facilita la difusión de la obra para garantizar el derecho de acceso a la cultura, a la información y a la investigación.
  • Permite recoger la información precisa para confeccionar las estadísticas oficiales sobre el patrimonio.
  • Posibilita que los centros de conservación describan el conjunto de la producción bibliográfica, sonora, visual, audiovisual y digital gallega, con el fin de difundirla y posibilitar el intercambio de datos con otras agencias o instituciones bibliotecarias españolas y extranjeras.
  • Permite el acceso y la consulta de las obras respetando la legislación sobre propiedad intelectual.

El depósito legal en Galicia

La gestión del depósito legal en Galicia es competencia de la Xunta de Galicia, que ejerce a través de la Consellería de Cultura, Educación, Formación Profesional y Universidades, en virtud de las transferencias en esta materia realizadas por la Administración del Estado (Real decreto 1634/1980, de 31 de julio ).

La Subdirección General de Bibliotecas es el departamento encargado de coordinar y supervisar el cumplimiento de la legislación del depósito legal, correspondiéndole al Servicio de la Biblioteca de Galicia la gestión de las competencias de la Comunidad Autónoma de Galicia en materia de depósito legal (Decreto 119/2022, de 23 de junio, por el que se establece la estructura orgánica de la Consellería de Cultura, Educación, Formación Profesional y Universidades).

Normativa legal

El depósito legal se regula a nivel estatal a través de la Ley 23/2011, de 29 de julio, de depósito legal, modificada por la Ley 8/2022, de 4 de mayo; y del Real Decreto 635/2015, de 10 de julio, por el que se regula el depósito legal de las publicaciones en línea.

A nivel autonómico, en Galicia el depósito legal se regula por:

  • El Decreto 43/2001, de 1 de febrero, de refundición de la normativa en materia del depósito legal, en todo lo que no se oponga a lo dispuesto en la ley estatal.
  • La Ley 17/2006, de 27 de diciembre, del libro y de la lectura de Galicia, que incluye disposiciones normativas sobre el depósito legal en su capítulo VI. 
  • La Ley 5/2012, de 15 de junio, de bibliotecas de Galicia, establece que la Biblioteca de Galicia tiene la función de velar por el cumplimiento de la normativa del depósito legal.

La Ley 8/2022, de 4 de mayo, por la que se modifica la Ley 23/2011, de 29 de julio, de depósito legal, actualiza la anterior normativa para adecuarla al actual escenario de la creación cultural y editorial, incorporando nuevas tipologías documentales (como las publicaciones de impresión bajo demanda, los catálogos comerciales de librerías, editoriales y subastas, los marcapáginas o los videojuegos, antes entendidos dentro de los documentos audiovisuales), y eliminando otras que carecen de valor bibliográfico nacional y pueden ser conservadas por otros canales alternativos.

Entre las novedades destacadas se proponen que en el caso de los libros, prensa y revistas, el editor depositará, además de los ejemplares impresos preceptivos, un ejemplar digital previo a la impresión de las publicaciones en soporte físico, que será depositado por los editores en el servidor de los centros de conservación, facilitando la consulta en dichos centros mediante el uso de medios seguros de acceso, respetando la legislación sobre protección de datos de carácter personal y propiedad intelectual.

En cuanto al depósito legal de las publicaciones en línea, la modificación de su regulación tiene como objetivo evitar confusiones en lo que respecta a la obligación del depósito legal, así como clarificar que la iniciativa no recae en loos editores o productores, sino en los centros de conservación.

Qué obras son objeto del depósito legal

Son objeto de depósito legal todo tipo de obras bibliográficas, sonoras, visuales, audiovisuales o digitales, producidas o editadas en Galicia por cualquier procedimiento de producción, edición o difusión, y distribuidas o comunicadas en cualquier soporte, tangible o intangible.

El depósito legal en la Comunidad Autónoma de Galicia comprende los siguientes tipos de publicaciones y recursos, o la combinación de varios de ellos formando una unidad:

  • Libros y folletos en papel, cualquiera que sea su forma de impresión, estén o no destinados a la venta.
  • Hojas impresas con fines de difusión que no constituyan propaganda esencialmente comercial.
  • Recursos continuados tales como publicaciones seriadas, revistas, anuarios, memorias, diarios, y recursos integrables, como las hojas sueltas actualizables.
  • Las publicaciones de impresión bajo demanda.
  • Partituras.
  • Láminas, cromos, cartas, marcapáginas, postales y tarjetas de felicitación.
  • Catálogos comerciales de librerías, editoriales y subastas.
  • Carteles anunciadores y publicitarios, así como la propaganda electoral.
  • Mapas, planos, atlas, cartas marinas, aeronáuticas y celestes.
  • Libros de texto de Educación Infantil, Primaria, Secundaria obligatoria, Bachillerato y los de enseñanza de Formación Profesional.
  • Documentos sonoros.
  • Obras y documentos audiovisuales.
  • Publicaciones electrónicas en cualquier soporte tangible, que el estado de la técnica permita en cada momento.
  • Videojuegos, que incluirán todos los contenidos digitales, excluyendo los objetos tridimensionales.
  • Todo tipo de publicaciones en línea, tanto de acceso libre como restringido, junto con los metadatos que incluyan, y las publicaciones en ellos contenidas.
  • Copia nueva de los documentos íntegros, en versión original, de toda película cinematográfica, u otra obra audiovisual, realizada por un productor con domicilio, residencia o establecimiento permanente en el territorio español, así como un ejemplar del material publicitario correspondiente.
Exemplo de obras obxecto do depósito legal

Qué obras están excluidas del depósito legal

No son objeto de depósito legal las siguientes publicaciones en soporte tangible:

  • Documentos de las Administraciones Públicas de carácter interno o que resulten susceptibles de integración en expedientes administrativos.
  • Documentos de instituciones y organizaciones, incluidas las empresariales, que versen únicamente sobre asuntos internos y estén dirigidos al personal de estas, tales como circulares, instrucciones o manuales de procedimiento.
  • Publicaciones destinadas a concursos de promoción o traslado de los cuerpos o escalas de las distintas administraciones públicas.
  • Sellos de correo.
  • Impresos de carácter social como convites de boda y bautizo, esquelas de defunción, tarjetas de visita, carnés de identidad, títulos o diplomas.
  • Impresos de oficinas, formularios, incluidos los oficiales, cuestionarios y encuestas no cubiertas, excepto en aquellos casos en los que complementen una obra cuyo contenido sea técnico o científico, por ejemplo, un volumen formado por una recopilación de formularios que acompaña a un libro sobre procedimiento administrativo.
  • Informes de prensa.
  • Publicaciones comerciales publicitarias.
  • Catálogos comerciales de todo tipo, con la excepción de los catálogos de editoriales, librerías y subastas.
  • Calendarios y agendas.
  • Objetos tridimensionales, aunque acompañen un documento principal.
  • Manuales de instrucciones de objetos, electrodomésticos, maquinaria, o análogos.
  • Todo producto de un sistema informático que contenga datos que afecten a la privacidad de personas físicas y jurídicas y cuantos estén incluidos en la normativa de protección de datos personales.
  • Programas audiovisuales emitidos por prestadores del servicio de comunicación audiovisual, salvo que sean objeto de distribución.
  • Pasatiempos, crucigramas, sudokus, sopas de letras y similares.
  • Estampas originales realizadas con cualquiera técnica.
  • Fotografías editadas.
  • Publicaciones de impresión bajo demanda destinadas la distribución en un ámbito familiar.

Publicaciones en línea objeto de depósito legal

Son objeto de depósito legal, junto con los metadatos que incluyan, todo tipo de sitios web y las publicaciones contenidas en ellos (tanto de acceso libre como restringido); cualquiera que sea el procedimiento de producción, edición o difusión; cualquiera que sea el soporte o medio no tangible por el cuál sean distribuidas o comunicadas; cualquiera que sea la localización física del servidor o servidores a partir de los cuales se difunden a las redes electrónicas; y cualquiera que sea el dominio que albergue la publicación; siempre que contengan patrimonio bibliográfico, sonoro, visual, audiovisual o digital de Galicia.

Depósito legal de obras en lenguas cooficiales

Además de los ejemplares que deben depositarse según el tipo de publicación, los sujetos obligados a constituir el depósito legal con sede social en Galicia que publiquen obras en lenguas cooficiales de otras comunidades, deberán entregar en la biblioteca o centro de conservación designado por cada comunidad un ejemplar más del establecido según el tipo de publicación para ser conservado.

La Biblioteca de Galicia recibirá un ejemplar de todas las publicaciones en gallego que se realicen en España. Este ejemplar será depositado directamente por el editor o sujeto obligado al depósito legal con sede social fuera de la Comunidad Autónoma de Galicia.

Quién tiene que solicitar y constituir el depósito legal

En las publicaciones en soporte tangible

Están obligados a solicitar el número y constituir el depósito legal las personas editoras con domicilio social en Galicia, cualquiera que sea el lugar de impresión o producción de la obra.

En su defecto, y según el tipo de publicación de que se trate, la obligación recae en la persona productora, impresora, estampadora o grabadora con domicilio social en Galicia.

 

En las publicaciones en soporte no tangible 

Los sujetos obligados a constituir el depósito legal son las personas editoras o productoras del sitio web donde se alojen las publicaciones en línea, consistiendo dicho deber en permitir que el centro de conservación recolecte sus contenidos o en facilitar el depósito legal de las mismas cuando este lo solicite.

No se solicitará número de depósito legal para las publicaciones en soporte no tangible, y la iniciativa de su recogida no recae en los editores o productores, sino en los centros de conservación.

Sanciones

Las infracciones de las obligaciones que establece la legislación vigente son objeto de sanción según lo dispuesto en la normativa autonómica. La imposición de la sanción no exime del deber de constituir el depósito legal.